Fiestas populares

Los mallorquines son gente muy divertida y tradicional por eso se implican tanto en las fiestas populares de sus pueblos. En invierno las fiestas más concurridas son los foguerons de Sa Pobla o Manacor pero se celebran en casi todos los pueblos. La gente se reúne alrededor del fuego para cenar y luego bailar. En verano cada pueblo organiza sus fiestas populares en honor a su patrón. Suelen durar una semana y comprenden eventos de índole diversa: juegos, bailes, conciertos, exposiciones, presentaciones de libros... La gente decora las calles y se reúne en las plazas al atardecer para disfrutar de los diferentes actos. San Roque en Porreres, San Bartolomé en Ses salines, San Agustín en Felanitx son algunos de los ejemplos. Otras fiestas muy populares y bonitas de la Isla son las que conmemoran batallas entre moros i cristianos. Como es el Firó de Sóller en mayo. Los jóvenes del pueblo se disfrazan unos de turcos y otros de cristianos (con trajes antiguos) para luchar en el puerto de Sóller.