Nuestra finca

Esta finca lleva más de 90 años en manos de nuestra familia. Dispone de 6 hectáreas dedicadas al cultivo de cereales que alimentan a nuestros animales. Al atardecer podrá contemplar como el rebaño de ovejas se acerca a beber al lado de la casa. Le sugerimos un paseo por nuestro jardín, o entre los naranjos, los almendros o las higueras. Conectar con la naturaleza, relajarse, conocer la Mallorca rural y más auténtica no les resultará difícil en Perola. Estamos en medio de dos pueblos maravillosos Porreres y Llucmajor, en una zona muy tranquila pero muy accesible. Estando en el centro de la isla podrá llegar a todos sus rincones sin dificultades.